Author: Carolina Giraldo

Updated: 19 febrero 2024

Handicap asiático: ¿qué es?

Rate this post

El handicap asiático es un emocionante tipo de apuesta deportiva en la cual un equipo comienza el partido con una ventaja de goles y el otro equipo con una desventaja. Esta forma de apuesta se originó en Indonesia y ha ganado popularidad en todo el mundo.

Una de las principales ventajas del handicap asiático es que reduce los posibles resultados de tres (1X2) a dos, eliminando la opción del empate. Al elegir apostar en el handicap asiático, tienes una probabilidad de éxito del 50%. Es una forma emocionante de aumentar tus oportunidades de ganar y agregar más emoción a tus apuestas deportivas.

Quédate con la tripulación de Apollo Casino. Te vamos a contar mucho más sobre el handicap asiático, cómo hacerlo y cuáles son sus tipos. ¡Quédate con nosotros y tendrás un mapa que te llevará a la victoria!

Handicap asiático

Si optamos por jugar al handicap asiático tradicional, la explicación será similar a la del handicap europeo. Pero hay una variante importante: en el handicap asiático los empates se eliminan. Esto significa que si, después del resultado final con el handicap aplicado, hay un empate, se te devolverá el importe de la apuesta.

green

Panita, en otras palabras, esto implica que el apostante asume un riesgo menor, lo que se refleja en cuotas más bajas.

El objetivo del handicap asiático es brindar una ventaja de goles a uno de los equipos (o restárselos al otro) para mejorar las cuotas de un equipo que se considera inferior.

Existen varios tipos de handicap asiático. Está el de Media (±0.5 y ±1.5), los Enteros (±0 y ±1) y los de Cuartos (±0.25, ±0.75, ±1.25 y más).

Bono de bienvenida hasta $100.000

Bono de bienvenida hasta $100.000

  • Incrementas tu primer depósito con un bono del 50% de su valor
  • Depósito mínimo de $20.0000.
1

Cómo hacer una apuesta con handicap asiático

Jugar con handicap asiático es realmente sencillo. Solo necesitas considerar la ventaja o desventaja que ofrece el handicap para cada equipo. Luego debes analizar diferentes aspectos como el estado de ambos equipos, las posibles lesiones, los resultados más recientes, entre otros. De esa forma puedes evaluar si el handicap asiático es una apuesta valiosa o no.

La clave está en encontrar el valor en las cuotas. Si las cuotas para una victoria simple del favorito son bajas, un handicap asiático negativo puede ser la solución. Esto te permitirá mejorar las cuotas al respaldar al favorito con una ventaja adicional. Por otro lado, un handicap asiático positivo te brinda la oportunidad de cubrir varias opciones en un mismo partido. Incluso si el equipo no gana el partido, aún puedes obtener ganancias si cumplen con el handicap establecido.

Apostar handicap asiático: paso a paso

Aquí tienes un paso a paso y consejos para hacer una apuesta utilizando el handicap asiático en los casinos regulados por Coljuegos:

1

Elige tu casino favorito: recuerda que apostar en casinos legales te garantiza seguridad y tranquilidad.

1

Elige tu casino favorito: recuerda que apostar en casinos legales te garantiza seguridad y tranquilidad.

2

Conoce a los equipos: investiga y familiarízate con los equipos que van a enfrentarse. Analiza su rendimiento, estadísticas, lesiones u otros factores relevantes que puedan influir en el resultado del partido.

2

Conoce a los equipos: investiga y familiarízate con los equipos que van a enfrentarse. Analiza su rendimiento, estadísticas, lesiones u otros factores relevantes que puedan influir en el resultado del partido.

3

Observa las cuotas del hándicap: verifica las cuotas ofrecidas por la casa de apuestas para cada uno de los valores del hándicap asiático, como −1, +1, −2, +2, etc. Estas cuotas reflejan la probabilidad y el posible rendimiento de cada opción.

3

Observa las cuotas del hándicap: verifica las cuotas ofrecidas por la casa de apuestas para cada uno de los valores del hándicap asiático, como −1, +1, −2, +2, etc. Estas cuotas reflejan la probabilidad y el posible rendimiento de cada opción.

4

Elige tu apuesta: basándote en tu análisis previo y en las cuotas disponibles, selecciona aquellos valores del hándicap asiático en los que deseas apostar. Por ejemplo, si consideras que un equipo es muy superior al otro, podrías apostar a su favor con un hándicap negativo (−1, −2, etc.). Si crees que el equipo más débil puede hacer un buen partido o no perder por mucho, podrías apostar con un hándicap positivo (+1, +2, etc.).

4

Elige tu apuesta: basándote en tu análisis previo y en las cuotas disponibles, selecciona aquellos valores del hándicap asiático en los que deseas apostar. Por ejemplo, si consideras que un equipo es muy superior al otro, podrías apostar a su favor con un hándicap negativo (−1, −2, etc.). Si crees que el equipo más débil puede hacer un buen partido o no perder por mucho, podrías apostar con un hándicap positivo (+1, +2, etc.).

5

Realiza tu apuesta: una vez que hayas seleccionado los valores del hándicap asiático en los que deseas apostar, ingresa la cantidad de dinero que quieres apostar y confirma tu apuesta según las instrucciones de la casa de apuestas.

5

Realiza tu apuesta: una vez que hayas seleccionado los valores del hándicap asiático en los que deseas apostar, ingresa la cantidad de dinero que quieres apostar y confirma tu apuesta según las instrucciones de la casa de apuestas.

Recuerda que el handicap asiático te ofrece la posibilidad de ajustar las apuestas según las ventajas o desventajas que consideres existentes entre los equipos. 

Ahora, entremos en materia. Te vamos a dar un ejemplo para ilustrar cómo funcionaría una apuesta con handicap asiático. 

Imagina que quieres apostar a favor de Millonarios en su partido, utilizando un handicap asiático de -1,25.

En esta apuesta estás realizando dos apuestas diferentes, ambas con el mismo valor, pero con handicaps ligeramente distintos. Una apuesta es por Millonarios -1 gol y la otra es por Millonarios -1,5 goles.

Ahora, supongamos que el resultado del partido es 1-0 a favor de Millonarios. En este caso, la mitad de tu apuesta se considerará perdida. Esto porque el handicap de -1 gol no se cumple. Sin embargo, la otra mitad de la apuesta se anulará y se te devolverá.

Handicap de medio gol

Cuando apostamos al handicap asiático de medio gol positivo (+0.5), estamos aprovechando una doble oportunidad en nuestra apuesta. Esto significa que si el equipo al que le aplicaste este handicap gana o empata, tu apuesta resultará ganadora. Es una excelente opción para respaldar a un equipo y protegerte ante la posibilidad de un empate.

Por otro lado, el handicap asiático de medio gol negativo (-0.5) es equivalente a una apuesta a favor del equipo al que le hemos aplicado este handicap para ganar el partido. En este caso, necesitas que el equipo gane el partido para que tu apuesta sea exitosa. Si el equipo empata o pierde, tu apuesta se considerará perdedora.

yellow

Estas opciones de handicap asiático de medio gol positivo y negativo brindan flexibilidad y estrategias adicionales en las apuestas deportivas. Esto te permite tomar decisiones más ajustadas y protegerte contra resultados no deseados.

Supongamos que analizas el clásico entre Millonarios y Santa Fe y ves que Millonarios es considerado el favorito. Si decides apostar al hándicap asiático Millonarios -0.5, tu apuesta solo será ganadora si Millonarios gana el partido.

Por ejemplo, digamos que el resultado final es 2-1 a favor de Millonarios. Al aplicar el handicap de -0.5, el resultado ajustado sería 1.5-1. Esto sigue siendo una victoria para Millonarios en términos de la apuesta. Sin embargo, supongamos que el partido termina en un empate 1-1. Si aplicamos el handicap, el resultado ajustado sería 0.5-1 a favor de Santa Fe. En este caso, la apuesta sería considerada perdedora.

Por otro lado, si optas por el handicap asiático de medio gol Santa Fe +0.5, estás cubriendo la posibilidad de empate y la victoria del Santa Fe. Si el resultado final es 1-1, el resultado ajustado sería 1-1.5. Esto daría un resultado a favor de Santa Fe en términos de la apuesta. Además, si Santa Fe gana el partido por 1-2, el resultado ajustado sería 1-2.5 a favor del Santa Fe.

Handicap de cuarto de gol

En el handicap asiático de cuarto de gol un equipo o jugador obtendrá una ventaja de 0.25 goles o puntos al inicio del partido. Si apostaste por ese equipo o jugador y logran ganar el partido o cumplen con el handicap, ¡tú ganas! Incluso si el equipo o jugador no gana el partido por más de un gol, seguirás siendo el ganador de la apuesta.

O sea, la apuesta se divide en dos partes iguales: una mitad de la apuesta se realiza con un handicap positivo de +0.25 y la otra mitad con un handicap negativo de -0.25.

Veamos un ejemplo para que notes cómo funciona. Supongamos que hay un partido de fútbol entre el Millonarios y Santa Fe. Si apuestas a favor de Millonarios con un handicap de -0.25 goles, estás dividiendo tu apuesta en dos:

En caso de que Millonarios gane el partido, ganarás ambas partes de la apuesta. Si el partido termina en empate, recuperarás la mitad de tu apuesta y la otra mitad se considerará ganadora. Solo si el Santa Fe gana el partido, perderás ambas partes de la apuesta.

Handicap de gol entero

El handicap de gol entero o handicap 1 es una forma emocionante de apostar. En esta se asigna una ventaja o desventaja de un número entero de goles a uno de los equipos antes del inicio del partido. 

Imagina que un equipo comienza con un handicap negativo de -1 gol. Eso significa que parte con una desventaja de un gol. Para ganar la apuesta, ese equipo deberá ganar el partido por una diferencia de goles mayor o igual a la desventaja asignada.

Por otro lado, digamos que un equipo tiene un handicap positivo de +1 gol. Eso significa que empieza el partido con una ventaja de un gol. En este caso, la apuesta será ganadora si ese equipo gana el partido, empata o incluso pierde por una diferencia de goles menor o igual a la ventaja asignada.

green

Si necesitas un ejemplo aquí te dejamos este que te puede servir:

Sigamos con el ejemplo entre Millonarios y Santa Fe. En este caso, decides apostar por Millonarios con un handicap de -1 gol. Esto significa que Millonarios comienza el partido con una desventaja de un gol.

Si el resultado final del partido es 2-0 a favor de Millonarios, tu apuesta sería ganadora. Teniendo en cuenta el handicap de -1 gol, el resultado ajustado sería 1-0 a favor de Santa Fe. Sin embargo, al sumar el handicap de -1 gol al marcador final del  Millonarios, el resultado se convierte en 2-0 a favor de Millonarios, superando la desventaja de un gol y asegurando la victoria de tu apuesta.

En este ejemplo, si el resultado final fuera 1-0 a favor de Millonarios, tu apuesta sería considerada un empate o “push” (sin ganancia ni pérdida). Dado que Millonarios no superó la desventaja de un gol, se ajusta al handicap de -1 gol y no se considera ganadora ni perdedora.

SEE MORE